Te doy lo que soy

Amor es todo lo que tengo.
Tómalo. No quiero nada de él.

Sal a la vida y haz de mi amor
el sendero sobre el que caminas.
Que tus pies descalzos se sientan sostenidos
y besados con la ternura de una madre.

Que si despiertas en mitad del eterno silencio
mi amor abrace tu pena
con su cálida existencia.

Y en su respiración pueda la tuya
hacerse viento.

Quiero el amor para dártelo todo…
porque es todo lo que tengo.
Y si no te lo diera, se perdería.

I.
Vivirlo todo
María Marco

 

Este verano leí la obra de poesía y ensayo “Vivirlo Todo” de María Marco. Un libro que me ha acompañado durante los últimos meses y que he saboreado despacio ya que no lo quería acabar. Sé que es un libro al que podré volver a él en cualquier momento y sumergirme de nuevo entre sus líneas. Belleza es lo que envuelve y belleza es lo que en esas, mis primeras clases de Yoga, María me trasladó. Fue con ella con quien empecé a practicar de forma regular y quien me acompañó en mis primeros pasos de descubrimiento del Yoga.

Te estaré eternamente agradecida, compañera, amiga, maestra.

Llegué a esas primeras clases de Yoga con mucha ilusión, con ganas de experimentar algo nuevo que hasta el momento solo había probado de pasada. Recuerdo esas primeras clases con mucho cariño. Me brindaron un espacio desconocido en el que pararme a estar conmigo misma y a llevar mi atención hacia dentro. La práctica de asanas me encantó, sentí que tenía un gran camino que recorrer y que me permitiría evolucionar y conocerme un poco más, desde la escucha, el amor y el respeto hacia mi misma, y eso me emocionaba.

Ya en esas primeras clases pude percibir que el Yoga había llegado a mi vida para quedarse. Esa etapa no había hecho nada más que empezar y ya podía reconocer los cambios y el bienestar que me aportaba a todos los niveles. 

De esas clases han pasado ya 4 años y no hay día en el que no agradezca haber tomado la decisión de comprometerme con mi práctica y seguir aprendiendo y evolucionando.

Tanto si te encuentras en ese momento en el que has integrado tu práctica de Yoga en tu día (sobre y fuera de la esterilla) como si te estás iniciando en la misma, quiero compartir mi amor hacia esta práctica contigo y animarte a continuar practicando incluso en esos días en los que no encuentras el momento. Son en esos en los que su práctica seguramente más te tiene que ofrecer. Siéntate, párate a respirar, lleva tu atención hacia ti o ponte sobre la esterilla y muévete… dedica unos instantes a preguntarte y comprobar cómo estás. Y que la respuesta que obtengas, sea cual sea, la recibas desde un lugar de amor, sin juicios. Porque como dice el poema de María, es todo lo que tenemos, amor.

No quería dejar pasar la oportunidad de utilizar este espacio para dedicar unas palabras a mi primera profesora de Yoga y a su proclama al viento de “vivirlo todo”. Porque no puedo más que compartir su afán de vivir y conectar con una misma, con todo lo demás y con la vida en sí.

Este espacio nace de ese mismo deseo de compartir y conectar. De evolucionar. De soltar. De abrazar. De exponer mi mundo de ideas y experiencias contigo que me acompañas.

Namaste,
Paula

Referencias:
2019, “I. Vivirlo Todo. Poesía y ensayo”
escritoamano.org
María Marco
Bubok Publishing S.L.
Podéis seguir a María Marco a través de su IG @vikasita108 

No hay comentarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Clases

Para cualquier duda o consulta contacta conmigo en:

hola@paularicoyoga.com
¡Sígueme!

Puedes seguir compartiendo conmigo mi camino en el Yoga en mis redes.

@pau_raksha_yoga
Paula Rico Yoga
Newsletter

Suscríbete a mi Newsletter.

Newsletter